Medicina Paliativa:

La medicina paliativa es ciertamente expresión de una responsabilidad social, también de una responsabilidad de la profesión médica frente a las necesidades de los más vulnerables: los moribundos. De este modo, enfermedades incurables como el Cáncer, el Sida y otras, nos imponen una mirada más generosa e integral de vivir y de morir para enfrentar la existencia humana.


Cuidados Paliativos en Clínica Familia:

Asumiendo esta realidad se crea la Clínica Familia, centro de Cuidados Paliativos liderado por el padre Baldo Santi omd, que recibe enfermos físicamente incurables, acompañando y atendiéndolos dignamente, con amor y profesionalismo para asumir junto a sus familiares, prepararse y elaborar física, psicosocial y espiritualmente, su inminente deceso. Desde 1986 la Clínica ha centrado sus esfuerzos en acompañar al enfermo de VIH/SIDA en sus domicilios, para luego instalar físicamente en 1997 el área asistencial y hospitalaria para enfermos terminales, espacio que además de contar con todo el respaldo tecnológico, científico y médico incorpora en su atención el trato digno y humanitario llevado a cabo en su mayoría por personal voluntario.


Asistencia Hospitalaria:

Clínica Familia ofrece un espacio de esperanza al que acuden enfermos incurables, principalmente de Cáncer y SIDA, para recibir en sus últimos días lo que conocemos como “Cuidados Paliativos” en el contexto del respeto, de la protección de la vida y de la dignidad del ser humano. Se integran así de una manera humana los aspectos físicos, psicológicos, sociales y espirituales, en beneficio del paciente que padece una enfermedad incurable.

Clínica Familia tiene una capacidad de 40 camas y su gestión cumple con los criterios de salud establecidos, manteniendo indicadores de calidad en la atención con un bajo costo económico.

Las actividades de la Clínica-Familia, desde su origen el 30 de septiembre del año 1997 a la fecha, han privilegiado la participación y una comunión amplia: el Proyecto de “Humanización de la Medicina” no abarca sola la relación médico-paciente, sino la de paciente-médico-enfermera-familia-iglesia-sociedad.

 

Objetivos de los Cuidados Paliativos

  1. Mejorar la calidad de vida de los pacientes y sus familias.
  2. Controlar adecuadamente el dolor y otros síntomas.
  3. Afirmar la vida y aceptar la muerte como un proceso natural
  4. Integrar los aspectos sicológicos y espirituales en el cuidado del paciente incurable.
  5. Apoyar a la familia durante la enfermedad del paciente y durante el duelo.

Los cuidados paliativos se dan en el contexto del respeto y protección de la vida y la dignidad del ser humano, viendo a la muerte como un proceso normal y que por tanto no debe ser pospuesto indefinidamente.


Áreas de trabajo en Cuidados Paliativos

  1. Manejo del dolor en pacientes con cáncer avanzado
  2. Manejo de los otros síntomas generales
  3. Información y apoyo para el paciente y para quien es responsable de cuidarlo
  4. Atención apropiada para aquellos que tienen que morir en los hospitales